• Inicio
27
10
2020

MARÁ DOMENECH: “Cantar no tiene edad” (Reflexión)

Me llamo María y tengo 63 años. Siempre me ha gustado cantar y la música. Mis mejores recuerdos en familia son aquellos en los que estoy cantando con algunos cuñados también “cantarines”. Cantaba en las reuniones con los amigos, compraba librillos de canciones y los iba cantando yo sola por casa mientras limpiaba o ordenaba…

En fin, siempre he cantado y siempre me ha hecho feliz hacerlo. Pero no fue hasta que celebré mi 60 cumpleaños, que mi familia me hizo una sorpresa que no podía ser más especial: ¡me regalaron unas clases de canto!

Unos meses atrás Nina Studio había abierto su centro en Sant Cugat y estaba muy cerca de la tienda donde yo trabajo. Por este motivo mi familia pensó que era una buena idea regalarme unas clases de canto con Nina ya que yo nunca había recibido clases y, así, podría explorar más mi voz acompañada de unos profesionales del canto y la música y, a lo mejor, podría darle rienda suelta a mi pasión.

Fue una experiencia muy gratificante para mi y me sentí tan bien que, ya desde ese primer momento, me enganché con una clase a la semana. Ahora hace tres años que hago entrenamiento vocal y mi sorpresa ha sido ver cómo mi voz se iba moldeando y cómo yo podía dominarla con las respiraciones, la postura corporal y todo lo que en Nina Studio me enseñan día tras día.

Cuando era niña seguro que soñaba con subirme a un escenario y cantar… ahora cantar me ayuda a conectar conmigo misma y a disfrutar de la música. Para mi ha sido muy mágico este descubrimiento y es una terapia de lo más saludable y positiva.

Gracias Nina Studio por este centro tan único.

Comentario
0

Dejar un comentario

Top